NephroCare utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia del usuario y entregar el mejor servicio posible. Al continuar navegando en el sitio web, usted acepta nuestro uso de cookies. Para más detalles, revise nuestra política de privacidad.

El cuidado del acceso vascular

A menudo se denomina a los accesos vasculares el «cordón umbilical del paciente». Dada la importancia de este tema, NephroCare ha desarrollado numerosas herramientas y servicios centrados en el tratamiento y los cuidados de los accesos vasculares. Más de una década de experiencia en nuestros centros NephroCare nos ha permitido atesorar una gran pericia en materia de atención renal, que reinvertimos constantemente en la red NephroCare en forma de directrices y mejores prácticas, mejoradas y guiadas por los servicios y las herramientas de coordinación de NephroCare.

La fístula arteriovenosa (FAV)

La fístula arteriovenosa (FAV) se reconoce en todo el mundo como el acceso vascular de elección para los pacientes de hemodiálisis.

Muchos programas están diseñados fundamentalmente para mejorar la proporción de fístulas; sin embargo, la experiencia de los cirujanos y la calidad de los cuidados que se proporcionen a los pacientes de diálisis pueden afectar al éxito y la duración de la FAV.

En el caso de la mayoría de los pacientes, antes de empezar el tratamiento de hemodiálisis, se debe disponer de un plan de evaluación y creación de la FAV.

Los pacientes que utilizan una FAV como acceso vascular suelen presentar un mejor estado de salud en general, lo cual les permite practicar actividad física, tener más energía y un mayor bienestar emocional y social en comparación con los pacientes que utilizan un catéter venoso central (CVC).

El catéter venoso central (CVC)

El catéter venoso central (CVC) es un cuerpo extraño que podría provocar inflamación crónica y, por lo tanto, ocasionar desnutrición, anemia y enfermedad cardiovascular. También podría dar lugar a una circulación sanguínea menor de la prevista y provocar una diálisis ineficiente debido a la recirculación del acceso, lo cual podría predisponer a los pacientes a una diálisis poco eficaz.

Entre las complicaciones relacionadas con el uso prolongado de catéteres de hemodiálisis figura un aumento de la morbimortalidad y de los costos.

En general, los pacientes con CVC son más propensos a desarrollar infecciones relacionadas con el acceso vascular, pasan más días al año hospitalizados y presentan el doble de riesgos de mortalidad en comparación con los que emplean la FAV.

La responsabilidad sobre el comienzo del proceso es de los nefrólogos, que también disponen de los conocimientos científicos para saber determara que tipo de pacientes el catéter CVC continua siendo una alternativa.

El respaldo al tratamiento de los accesos vasculares en el ámbito clínico

Los procedimientos de conexión y desconexión de la fístula arteriovenosa y los injertos, así como de los catéteres venosos centrales, se describen detalladamente en la norma NephroCare sobre buenos cuidados de diálisis (en inglés, NephroCare Standard Good Dialysis Care).

Para respaldar una fácil conexión y desconexión de los pacientes de conformidad con la norma NephroCare sobre buenos cuidados de diálisis y siguiendo los requisitos de las directrices NephroCare sobre higiene y control de infecciones (en inglés, NephroCare Guideline Hygiene and Infection Control), en nuestros centros hemos desarrollado los kits proHD Set y proHD CVC Set. Estos kits ( conjunto de insumos) son el resultado de la investigación y el conocimiento de las necesidades clínicas, seguido por una revisión técnica de los elementos disponibles en el mercado.

La publicación de la «Guía para la canulación y el cuidado de los accesos vasculares: una guía sobre las mejores prácticas de enfermería sobre la fístula arteriovenosa» (en inglés, Vascular Access Cannulation and Care Guide - A Nursing Best Practice Guide for Arteriovenous Fistula) es el resultado de un proyecto conjunto entre Fresenius Medical Care y las asociaciones EDTNA/ERCA.

Los conocimientos y la investigación sobre la elaboración de la guía contaron con el apoyo de los datos de los centros NephroCare, que se recopilaron a través del módulo específico sobre accesos vasculares con que cuenta el sistema EuCliD.

Este módulo sobre accesos vasculares, también denominado VASACC, se diseñó para el uso del personal de enfermería con el objetivo de recopilar datos de cada tratamiento en relación a los siguientes puntos:

  • la técnica de canulación;
  • la orientación del bisel durante la canulación;
  • la distancia existente entre la aguja arterial y la venosa;
  • la dirección de la aguja arterial;
  • la rotación de la aguja (después de la inserción de la aguja);
  • el número de punciones repetidas en el caso que la canulación resultara difícil;
  • evaluación del acceso vascular destinada a hallar signos y síntomas de infección y oclusión.

Este módulo se integró para vigilar a fondo los factores que influyen sobre la supervivencia del acceso vascular y para mejorar el proceso de detección precoz de los riesgos de fracaso de los accesos vasculares.

Para respaldar la formación in situ en los centros de diálisis, se creó un curso de aprendizaje a distancia sobre accesos vasculares. Este curso se dividió en tres módulos principales: la fístula arteriovenosa, el injerto arteriovenosos y el catéter venoso central; asimismo, el curso aborda temas como la creación, la maduración, los cuidados y el tratamiento de todos los tipos de accesos vasculares que se emplean en la diálisis.

La experiencia sobre esta materia con la que contamos en nuestra red NephroCare nos ayuda a obtener el conocimiento acerca de las mejores prácticas en el campo del acceso vascular.

Los servicios endovasculares y las intervenciones quirúrgicas de los accesos vasculares

Los centros de diálisis NephroCare tienen un alto nivel de conocimiento para el desarrollo y la gerenciación de centros de accesos vasculares (CAV), que prestan servicios endovasculares y llevan a cabo intervenciones quirúrgicas relacionadas con los accesos vasculares.

La supervisión de los logros de los accesos vasculares

El gerenciamiento del programa de de los accesos vasculares es parte integral del programa de excelencia de NephroCare y contribuye a optimizar el tratamiento de la ERC, destinados a mejorar la evolución de los pacientes. El programa de excelencia NephroCare se traduce en la consecución de objetivos consensuados relacionados con indicadores de rendimiento clave específicos, que se supervisan a través de la Balanced ScoreCard.