NephroCare utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia del usuario y entregar el mejor servicio posible. Al continuar navegando en el sitio web, usted acepta nuestro uso de cookies. Para más detalles, revise nuestra política de privacidad.

La evaluación y la definición de progresión

La evaluación de la ERC

Evaluación de la cronicidad

En personas con FG <60 ml/min/1,73 m2 (categorías G3a a G5 dea FG) o marcadores de daño renal, hay que revisar los antecedentes y los valores de laboratorio para determinar la duración de la enfermedad renal.1

  • En el caso de que la duración sea superior a 3 meses, se confirma la ERC. Se deben seguir las recomendaciones para la ERC.1
  • en el caso de que la suración sea menor a 3 meses o no esté clara, la presencia de ERC no se confirma. Es posible que los pacientes padezcan de ERC o enfermedad renales agudas (incluido la lesión renal aguda (LRA)) o ambas y deberán repetirse las pruebas analíticas para determinarlo.1

La evaluación de las causas

Se debe evaluar el contexto clínico, incluidos los antecedentes personales y familiares, los factores sociales y medioambientales, la medicación, los resultados de la exploración física, los valores de las pruebas clínicas, las pruebas radiográficas y el diagnóstico patológico, a fin de determinar las causas de la enfermedad renal.1

La evaluación del FG

Para la evaluación inicial, la comunidad nefrológica recomienda utilizar la creatinina en sangre y una ecuación con la que calcular el FG.1

También se recomienda emplear otras pruebas analíticas (como la medición de la cistatina C o de la depuración renal de creatinina ) a modo de pruebas de confirmación en aquellas circunstancias concretas en las que la filtración glomerular estimada (en inglés, eGFR) basada en la creatinina en sangre no resulte exacta.1

La evaluación de la albuminuria

Para los análisis iniciales sobre proteinuria, la comunidad nefrológica recomienda, si es posible, emplear la primera orina de la mañana y efectuar las siguientes determinaciones: cociente de albúmina/creatinina en orina (ACR); cociente de proteína/creatinina en orina; análisis de orina con tiras reactivas para efectuar una lectura automatizada de la concentración total de proteínas; análisis de orina con tiras reactivas para efectuar una lectura manual de la concentración total de proteínas.1

Se recomienda a los laboratorios clínicos notificar el cociente de proteínas/creatinina (ACR) en muestras de orina tomadas en diversos momentos, además de la concentración de albúmina o las concentraciones de proteinuria en lugar de las concentraciones por sí solas.1

os laboratorios deben dejar de utilizar el término «microalbuminuria».1

La definición de progresión

Se deben evaluar el FG y la albuminuria en personas con ERC como mínimo una vez al año. Asimismo, se debe evaluar el FG y la albuminuria con una mayor frecuencia en aquellas personas que presenten un mayor riesgo de progresión o cuando la medición de estos parámetros afecta las decisiones terapéuticas. La siguiente gráfica muestra el número de visitas mínimas a consulta que se recomienda.1